Clemente

Clemente: El personaje más popular de Argentina

A pesar de la rareza de su figura, Clemente se ha transformado después de tres décadas en un referente de la crítica social, política, económica y cultural.

Fue electo diputado en el congreso argentino, posee un monumento en una plaza y se atrevió a contrariar a la dictadura militar en pleno mundial de fútbol en el año 1978.

clemente caloiNacido en 1973 de la pluma del escritor y dibujante argentino Caloi (Carlos Loiseau) Clemente es una mezcla de pájaro amarillo y negro a rayas, con boca en lugar de pico y sin manos. Desde su tira diaria en el importante matutino Clarín, Clemente opina con habilidad y agudeza sobre política, economía, cultura, sociedad, fútbol, o mujeres. Sus opiniones, expresadas en lenguaje sencillo, se han transformado en el reflejo de la opinión popular, aquella que critica sin piedad a quien y lo que sea, y que tanto puede opinar con razón del presidente como de las tarifas de taxi.

Si bien no posee la carga intelectual de “Mafalda”, ni el concepto argumental de “El Eternauta”, ni tampoco pretensiones de héroe como “Patoruzú”, Clemente es sin dudas el personaje de historieta más popular de Argentina, el de mayor ventas, el más leído, el de mayor supervivencia en años.

Lo más excepcional de este personaje es sin embargo la dimensión que ha adquirido al intervenir en la realidad del país. En plena dictadura militar, durante el Mundial de fútbol Argentina 78, los altos jefes militares y su representante en los medios de comunicación, el relator de fútbol José María Muñoz, instaban a la población a no arrojar papel picado en las canchas de fútbol, en pos de dar una imagen de limpieza y orden. Clemente, desde su tira gráfica, comenzó a alentar la medida inversa, incluso con un cantito pegadizo que incitaba a tirar mucho papel en la cancha. Clemente ganó la pulseada.

clemente-

Muchos años después, a principios de 2000, en plena crisis económica y social del país, la gente acudió a las urnas para una votación legislativa con tanto mal humor que votaba con papeles con la imagen de Clemente, “el único político que no nos va a robar porque no tiene manos”. Gran sorpresa arrojó el conteo de los votos, Clemente tenía tantos que hubiese ganado una banca a Diputado nacional de haber sido humano.

Posee un monumento en una plaza, lanzó la predicción futbolera de alentar a Camerún como posible potencia cuando el país africano apenas juntaba once jugadores para un equipo de fútbol, se transformó en muñequito animado en cortos televisivos, en fin. Es el más grande porque ha rebasado con creces la limitación que impone la viñeta gráfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *